sex

Problemas de Sexualidad

El concepto de disfunción sexual se refiere al conjunto de dificultades que se presentan en el deseo, la excitación o el orgasmo, lo que desemboca en una vida erótica insatisfactoria o no deseable para el mismo individuo y que se presentan en forma recurrente y persistente, lo que impacta de forma directa e indirecta en la salud integral de quien lo padece, en su autoestima y en la relación de pareja. Las disfunciones sexuales tienen implicaciones integrales, esto es, afectan el proceso psicológico, el proceso fisiológico involucrado en el funcionamiento sexual del individuo así como su manera de interactuar con su núcleo social.

Problemas sexuales en la mujer

Deseo sexual hipoactivo: bajo interés en la actividad sexual o en su forma más extrema repugnancia por la actividad sexual

Síndrome de excitación femenina inhibida: dificultad en la respuesta física a la estimulación sexual, es decir la mujer enfrenta problemas para la lubricación vaginal.

Vaginismo: experimentación de dolor intenso producido por los espasmos de los músculos vaginales ya que esto permite que la vagina se cierre y que, consecuentemente la penetración sea dolorosa.

Dispareunia: experimentación de dolor superficial o profundo durante el coito o el intento del mismo.

Evitación fóbica del encuentro sexual: intenso malestar, temor, angustia, sensación de dificultad para respirar, sudoración y miedo, ante la posibilidad de tener un encuentro erótico; independientemente de la relación y cercanía afectiva con la pareja sexual.

Problemas sexuales en el hombre

Deseo sexual hipoactivo: ausencia o deficiencia de las fantasías sexuales y deseo por la actividad sexual.

Disfunción eréctil: imposibilidad para lograr una erección suficiente, para la experimentación de experiencias sexuales placenteras.

Eyaculación precoz: aparición de la eyaculación antes de un minuto, después de la penetración vaginal y antes de que el individuo lo deseara.

Eyaculación retardada: dificultad para eyacular, a pesar de haber establecido la estimulación adecuada, el deseo o el intento por lograrlo.

Si tú o tu pareja sospechan de padecer alguno de los problemas mencionados, estamos con la firme convicción de apoyarte y orientarte al respecto en un ambiente de confianza, respeto y total confidencialidad.