Problemas con el control y manejo de las emociones

Somos el resultado de la constante interacción de factores biológicos que predisponen la conducta, nuestra historia de vida y situaciones de vivencia actuales, de tal manera que en función de lo anterior,  la expresión de una emoción y su regulación es única en cada persona, por lo que en algunas ocasiones estas respuestas no están correctamente reguladas y presentan problemas como:

Inestabilidad emocional, es decir cambios repentinos del humor generalmente impulsados por la baja tolerancia a la frustración, traducidos en comportamientos infantiles e impulsivos, faltos de cuidado, voluntad, responsabilidad y paciencia.

Emotividad excesiva tanto en intensidad como en duración, a la situación que se experimenta.

Poca Tolerancia a la Frustración expresada en arrebatos emocionales.

Conductas impulsivas, es decir toma de decisiones o ejecución de acciones sin racionalizar las consecuencias de lo que esto implique.

Tendencia a la agresividad

Comportamientos autolesivos como el abuso de sustancias, la automutilación, el “cutting” o los intentos de suicidio.

Necesidad de demanda de atención

Grandiosidad esto es la autoconcepción pretenciosa y soberbia de ser poseedor de un estatus que lo distingue del resto y que, por tanto merece de un trato especial y plagado de consideraciones.

Si tu o tu ser querido presentan constantes comportamientos como los mencionados, te invitamos a que juntos descubramos su origen y desarrollemos un plan estrategias de manejo de las emociones. Estamos para ayudarte.

AVALADOS POR

full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full
full