Dra. Yesenia Yaneth Vélez López

Médico cirujano egresada de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, experta en medicina dirigida a la atención clínica de primer contacto en salud mental.

 

Todos tenemos dudas acerca de la homosexualidad y por falta de información nuestro comportamiento es discriminatorio, por eso hoy quiero resolver un par de preguntas que todos nos hacemos pero que no sabemos responderlas tan fácil.

Pero antes que nada quiero explicarles que es la homosexualidad, y después hablaremos de la pregunta tan polémica que tiene que ver con el hecho de saber si una persona homosexual nace o se hace.La homosexualidad es una atracción emocional romántica, espiritual, sexual y afectiva entre personas del mismo sexo o género, “También se refiere a la forma en como esa persona se identifica según su comportamiento y sensación de pertenencia a una comunidad que comparte esas atracciones”

El simple hecho de ser homosexual ya es una condición que suele generar discriminación. Hasta hace unas décadas, era considerada como una enfermedad, y que, por lo tanto, podía curarse. Sin embargo hoy en día se entiende que la homosexualidad no es una elección, sino una condición natural. Explicado esto, continuare con las definiciones necesarias para desmenuzar la idea de esa pregunta controversial de la que hablaremos en esta ocasión.   

 

EL SEXO BIOLÓGICO

 

  • Es el que define los dos tipos de genero entre hombre, cuando su aparato reproductor consiste en un pene y dos testículos y una mujer que conforma su aparato reproductor de una vagina y dos ovarios. También cromosómicamente se diferencia entre femenino cuando hay dos cromosomas “XX” y masculino cuando hay un cromosoma “X” y uno “Y”. Otra forma de diferencias es según la cantidad de hormonas que prevalecen en el organismo, Testosterona identifica al macho y Progesterona distingue a la hembra. Pero tengo que comentarles que todo es cuestión neurobiológica y hay Evidencia de que la identidad de género y la orientación sexual están masculinizadas por la exposición prenatal a la testosterona y feminizada en su ausencia.

 

  • En pocas palabras, durante el embarazo en los seres humanos, los genitales se diferencian desde el primer trimestre de la gestación, mientras que la diferenciación cerebral según la predominancia hormonal comienza en el segundo trimestre.
  • El cerebro humano es capaz de mostrar rasgos masculinos o femeninos con total independencia de los rasgos sexuales físicos exteriores.
  • Para explicarlo mejor, un feto puede tener rasgos externos de niño, pero su cerebro puede hacer que se sienta como una niña y viceversa.
  • Por eso, la identidad de género y la diferenciación sexual de los genitales, puede ser probable  que no esté sincronizada ya que en el vientre materno se desarrollan por diferentes caminos.

 

IDENTIDAD SEXUAL

Es la forma en que tu cerebro identifica quien eres como mujer u hombre, la orientación sexual es según el género de la persona que te atrae en todos los sentidos, exclusivamente o predominantemente a quien puedes amar, con quien pudieras conectarte espiritualmente, relacionarte sexualmente y hasta unirte a esa persona como pareja, las preferencias sexuales pueden ser Homosexuales, (Gay y Lesbiana) Heterosexuales (Mujer y Hombre), Bisexuales (atracción hacia ambos sexos) pero también hay personas que no experimentan atracción hacia otras personas, se les llama asexuales.

Es importante destacar que la identidad sexual y la orientación sexual son componentes independientes del sexo biológico. Estas dimensiones suelen estar en armonía entre sí y con el sexo genital de un individuo, pero no siempre es así.   

La no conformidad de género o variabilidad de género se refiere al grado en que la identidad, la orientación  o la expresión de género difieren de las normas culturales prescritas para personas de un sexo en particular. Por ejemplo el simple hecho de elegir los colores rosa para niñas y azul para niños o falda para niñas y pantalón para niños, hasta la forma en cómo se eligen los juguetes, muñecas a las niñas carritos o caballos para los niños.

La disforia de género se refiere a la incomodidad o malestar causado por la discrepancia entre la identidad de género y el sexo asignado a la persona al nacer, es decir la persona tiene cromosomas y genitales masculinos pero no se identifica con nada de eso, este es el origen de la transexualidad. Y desde aquí aparece la necesidad de buscar identificarse con rasgos del sexo contrario al que emocionalmente pertenece. 

Y entonces eligen prendas, objetos, y cambios de look que expresen su verdadera forma de sentirse. A esto le conocen coloquialmente como “Salir del clóset”, esto se refiere al proceso que atraviesan las personas que para aceptar su orientación sexual o su identidad de género y compartir esta expresión abiertamente con otras personas, compartir lo que realmente son y es cuando se sienten realmente felices.

Una vez explicado  esto también me gustaría responder otra pregunta.

 

¿Es la homosexualidad una enfermedad mental o un problema emocional?

La respuesta es ¡NO!. Los psicólogos, psiquiatras y otros profesionales de la salud mental concuerdan en que la homosexualidad no es una enfermedad, un trastorno mental ni un problema emocional. Más de 35 años de investigación científica objetiva y bien diseñada han demostrado que la homosexualidad, en sí misma, no se asocia con trastornos mentales ni problemas emocionales o sociales.

En 1973, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) confirmó la importancia de una investigación nueva y mejor diseñada y suprimió a la homosexualidad del manual oficial (DSM- Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) que detalla los trastornos mentales y del estado de animo. Dos años después, la Asociación Americana de Psicología promulgó una resolución apoyando esta supresión.

Y después de toda la lucha por los derechos de las personas homosexuales, la homosexualidad logró salir definitivamente de la lista de trastornos cuando el 17 de mayo de  1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la excluyó de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud.

Durante más de 25 años, ambas asociaciones solicitaron a todos los profesionales de la salud mental que ayuden a disipar el estigma de enfermedad mental que algunas personas todavía asocian con la orientación homosexual.  Y este es otro tema, pero que exista la homofobia, la transfobia, y el rechazo a las personas con diversidad sexual, es un problema que visto desde otro punto, la hostilidad hacia los homosexuales si es una enfermedad social llamada violencia.

 

 

BIBLIOGRAFIAS

*Neurobiology of Gender Identity and Sexual Orientation

Charles E. Roselli

Department of Physiology & Pharmacology, Oregon Health & Science University, Portland, OR 97239, USA.

*Normas de atención para la salud de personas trans y con variabilidad de género

La Asociación Mundial para la Salud Transgénero Eli Coleman, Walter Bockting, Marsha Botzer, Peggy Cohen-Kettenis, Griet DeCuypere, Jamie Feldman© 2012 World Professional Association for Transgender Health (WPATH). All rights reserved.  7ª versión3  |  www.wpath.org

*Bell, A. P., M. S. Weinberg y S. K. Hammersmith (compiladores) (1981), Sexual preference: its development in men and women, Nueva York, Simon y Schuster.

* Gooren, L. J. G., E. Fliers y K. Courtney (1990), “Biological determinants of sexual orientation”,  Annu. Rev. Sex. Res., 1: 175-196.