PsicoNutrición

Llevar una alimentación correcta permite que nuestro cuerpo funcione mejor y previene, o al menos reduce el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas no trasmisibles como diabetes, hipertensión, obesidad, entre otras.

Existen estudios que relacionan la salud mental con la alimentación. Hoy en día, se sabe que ciertos nutrientes pueden ayudar en los siguientes casos:

  • Aliviar los síntomas de ciertas enfermedades mentales
  • Aumentar, en ciertos casos, la efectividad de los medicamentos
  • Disminuir los efectos secundarios de los medicamentos

 

Actualmente se ofrece un tratamiento basado en probióticos enfocado a diferentes trastornos tanto gastrointestinales como psiquiátricos; puede utilizarse como coadyuvante en el tratamiento farmacológico indicado para depresión, ansiedad y estrés.

Los probióticos son microorganismos vivos que administrados en las cantidades suficientes confieren un beneficio en la salud del ser humano.

Algunos beneficios que provee el tratamiento con probióticos están muy relacionados con el aparato digestivo como la prevención de diarrea, síndrome de intestino irritable y estreñimiento. Recientemente se ha demostrado que mejoran los síntomas de ansiedad, depresión y estrés; elevando los niveles de oxitocina “la hormona del amor”.