Terapia individual

La terapia individual o Cognitivo Conductual es un tratamiento a corto plazo que suele durar entre seis semanas y seis meses. Consiste en sesiones individuales de tratamiento, a las que se suele asistir semanalmente. En ocasiones, también se ofrecen sesiones de grupo. La cantidad de sesiones dependerá del trastorno y del compromiso con el tratamiento. Cada sesión suele durar, aproximadamente, una hora.

La TCC se usa mayormente para tratar trastornos de ansiedad o depresión, pero también puede usarse para tratar lo siguiente:

  • trastornos de pánico
  • trastornos alimentarios
  • trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)
  • trastorno bipolar
  • fobias
  • estrés
  • trastorno por estrés postraumático
  • esquizofrenia
  • ataques de ira
  • problemas de sueño
  • trastorno dismórfico corporal
  • dolor persistente
  • problemas sexuales o de relaciones

A veces, la TCC se administra con medicamentos contra los trastornos de ansiedad, la depresión moderada a grave y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).